Anuncios Google

Mi Canal de Youtube

Loading...
Cree
Mira siempre de frente al horizonte y si vuelves la vista a tus espaldas, que sea para hundir el mal del hombre que quebró tu cariño y tu esperanza.
Sigue siempre adelante, que el camino se abre más amplio cada vez que pasas. La luz es para todos, y el destino nos prueba a veces, y otras nos encauza.
No esperes vanas ilusiones muertas, no creas más en lo que tú batallas, que cuando tu morada esté desierta, muy pocos buscarán recuperarla.
Pero cree en la vida porque es bella y en la gente que de tí no se separa.

Espero ser tu amiga!

Hoy es el dia

Si quieres hacer feliz a alguien que quieres Mucho, diselo hoy, sé bueno...En vida, hermano, en vida.. Si deseas dar una flor, no esperes a que se Muera, mándala hoy con amor...En vida, hermano, En vida...Si deseas decir " Te quiero " a la gente de tucasa, y al amigo de cerca o lejos...En vida, hermano, En vida...No esperes a que se muera la gente para quererlay hacerle sentir tu afecto...En vida, hermano, En vida...Tú seras más feliz si aprendes a hacer felicesa todos los que conozcas...En vida, hermano, En vida...No te obsesiones con visitar panteones,ni llenar la tumbas de flores;En vida, hermano, En vida...

"El poema eres tu"

1. Escucha la sabiduría de tu cuerpo, que se expresa por señales de comodidad e incomodidad. Cuando elijas cierta conducta, pregunta a tu cuerpo que siente al respecto. Si tu cuerpo envía una señal de inquietud física o emocional, ten cuidado. Si tu cuerpo envía una señal de comodidad y anhelo, procede.


2. Vive en el presente, que es el único momento que tienes. Mantén tu atención en lo que existe aquí y ahora; busca la plenitud en todo momento. Acepta lo que viene a ti total y completamente para que puedas apreciarlo y aprender de ello; luego déjalo pasar. El presente es como debe ser. Refleja infinitas leyes de la Naturaleza que te han traído hasta este pensamiento exacto, esta reacción física precisa. Este momento es como es porque el Universo es como es. No luches contra el infinito esquema de las cosas; por el contrario, sé uno con él.


3. Dedica tiempo al silencio, a meditar, a acallar el diálogo interior. En momentos de silencio, cobra conciencia de que estás recontactándote con tu fuente de conciencia pura. Presta atención a tu vida interior para que puedas guiarte por tu intuición, antes que por interpretaciones impuestas desde fuera sobre lo que conviene o no te conviene.


4. Renuncia a tu necesidad de aprobación externa. Sólo tú eres el juez de tu valer; tu meta es descubrir el infinito valor de ti mismo, sin dar importancia a lo que piensen los demás. Al comprender esto se logra una gran libertad.


5. Cuando te descubras reaccionando con enojo u oposición ante cualquier persona o circunstancia, recuerda que sólo estás luchando contigo mismo. Presentar resistencia es la reacción de las defensas creadas por viejos sufrimientos. Cuando renuncies a ese enojo te curarás y cooperarás con el flujo del universo.


6. Recuerda que el mundo de allí fuera refleja tu realidad de aquí dentro. Las personas ante las cuales tu reacción es más fuerte, sea de amor u odio, son proyecciones de tu mundo interior. Lo que más odias es lo que más niegas en ti mismo. Lo que más amas es lo que más deseas dentro de ti. Usa el espejo de las relaciones para guiar tu evolución. El objetivo es un total conocimiento de uno mismo. Cuando lo consigas, lo que más desees estará automáticamente allí; lo que más te disgusta desaparecerá.


7. Libérate de la carga de los juicios. Al juzgar impones el bien y el mal a situaciones que simplemente son. Todo se puede entender y perdonar, pero cuando juzgas te apartas de la comprensión y anulas el proceso de aprender a amar. Al juzgar a otros reflejas tu falta de autoaceptación. Recuerda que cada persona a la que perdones aumenta tu amor a ti mismo.
8. No contamines tu cuerpo con toxinas, ya sea por la comida, la bebida o por emociones tóxicas. Tu cuerpo no es sólo un sistema de mantenimiento de la vida. Es el vehículo que te llevará en el viaje de tu evolución. La salud de cada célula contribuye directamente a tu estado de bienestar, porque cada célula es un punto de conciencia dentro del campo de la conciencia que eres tú.


9. Reemplaza la conducta que motiva el miedo por la conducta que motiva el amor. El miedo es un producto de la memoria, que mora en el pasado. Al recordar lo que nos hizo sufrir antes, dedicamos nuestras energías a asegurarnos de que el antiguo sufrimiento no se repita. Pero tratar de imponer el pasado al presente jamás acabará con la amenaza del sufrimiento. Eso sólo ocurre cuando encuentras la seguridad de tu propio ser, que es amor. Motivado por la verdad interior, puedes enfrentarte a cualquier amenaza, porque tu fuerza interior es invulnerable al miedo.


10. Comprende que el mundo físico es sólo el espejo de una inteligencia más profunda. La inteligencia es la organizadora invisible de toda la materia y toda la energía; como una parte de esta inteligencia reside en ti, participas del poder organizador del cosmos. Como estás inseparablemente vinculado con el todo, no puedes permitirte el contaminar el aire y el agua del planeta. Pero en un plano más profundo, no puedes permitirte el vivir con una mente tóxica, porque cada pensamiento crea una impresión en el campo total de la inteligencia. Vivir en equilibrio y pureza es el más elevado bien para ti y para la Tierra.”


"A todos mis amigos les envío abrazos de Luz..."

¿Usar o no usar el apellido de casada?

Por: Merlina Meiler

Hace algunos años, cuando las mujeres nos casábamos, solíamos agregar el apellido de casada al de nuestra familia de origen, con la preposición "de" en el medio. En otros países, la costumbre era utilizar un guión entre el apellido de soltera y el del hombre a quien le dimos el "sí" o, directamente, eliminábamos el de nuestra familia y adoptábamos el de nuestro esposo.
En la actualidad, parecería que esta tendencia se está revirtiendo con cierta rapidez. Son más y más las mujeres que, luego del matrimonio, deciden mantener su apellido de soltera, sin pensar siquiera en agregar el de sus maridos al propio. Y no se trata solamente de aquellas mujeres conocidas en su profesión por el nombre con el que nacieron: lo que antes sucedía naturalmente después de celebrar la boda, ahora, en muchos casos, es una decisión que se toma después de pensar sobre el tema con detenimiento.
Pero, contrariamente a lo que parece suceder, en un estudio realizado recientemente por el Center for Survey Research de la Universidad de Indiana, el 70 % de las encuestadas dijeron que las mujeres sí deberían usar el apellido de sus esposos al casarse, y el 50% afirmó que este debería ser un requisito legal (en EE.UU.) Los resultados han sido mucho más conservadores de lo esperado.
Personalmente, creo que adoptar el apellido de nuestro marido no implica una pérdida de la identidad ni un cambio radical en nuestra personalidad, sino una expresión del inicio de una vida juntos, en familia. Y que sí debería ser una decisión tomada por la mujer o por la pareja en conjunto, no un requisito legal.
¿Crees que las mujeres casadas deben usar el apellido de sus maridos?

LA AMISTAD

Cuando la luz de tus ojos no más fluctúe, entonces verás un mundo
mejor.
Cuando no haya tristeza en tu mirada, ni desprecio por otras
personas; cuando de tus ojos no se vea la ira o la codicia, mucho menos
la lujuria o el apego, entonces pasarás a ver un mundo mejor.
No son tanto los ojos físicos en los que hay que trabajar, sino los ojos del
alma. Es al eliminar la negatividad de la mirada, es decir, de la
percepción del mundo alrededor, que se logra este mundo excelente que
todos queremos. Esta estabilidad en la mirada es la única clave para
este mundo mejor.

LA AMISTAD
La amistad es intuir las necesidades del otro.
La amistad es ir a su encuentro.
La amistad es llenar los vacíos .

La amistad es dar sin esperar recibir.
La amistad es estar al lado, acompañando.
La amistad es estar feliz cuando vemos al otro feliz.
La amistad es comunicarse en cualquier momento.
Es pedir sin tener vergüenza.
Es escuchar con atención.
Es sorprender con una sonrisa.
La amistad son todos estos verbos conjugados:
Saber, ir, dar, llenar, estar, ayudar, pedir, escuchar,sorprender,etc.


AMIGOS HOY ES TIEMPO DE REGALAR A OTROS UNA HERMOSA SONRISA ,APRETAR TU MANO Y HACER UNA LINDA Y HERMOSA AMISTAD.....HOY PUEDES HACER LA
DIFERENCIA.

¡¡Tú eres de esa gente!!

La amistad se siembra y se cultiva, te invito a que juntos realicemos una buena cosecha...


¡¡Soy feliz porque te conocí!! Tú eres de las personas que me han hecho feliz...
quieres que te siga, te seguiré.
Si quieres que te guíe, te guiaré.
Si quieres que mi voz te aconseje, te aconsejaré.
Si quieres mis manos, siempre las tendrás.
Si quieres llorar, lloraré.
Si quieres reír, reiremos.
Si quieres soñar, nos cansaremos de hacerlo.
Si quieres hablar, te escucharé.
Si quieres caminar, agotaremos nuestros pasos.
Si quieres volar, te conseguiré las alas.
Si quieres irte, te extrañaré.
Si quieres ausentarte, te esperaré.
Si quieres equivocarte, te comprenderé.
Si quieres ayudarme, te lo agradeceré.
Si quieres estar al lado mío, nunca nos separaremos

Qué especial eres tú...

que tu presencia es un regalo para el mundo,



que eres una persona única y diferente a todas las demás.



Que tu vida puede ser lo que tú quieres que sea.



Vívela un día a la vez.



Cuenta tus bendiciones,



no tus problemas,



y verás cómo irás saliendo adelante.



Hay tantas respuestas dentro de tí,



Comprende, sé valiente, sé fuerte.



No te impongas límites,



tus sueños están esperando hacerse realidad.



No dejes tus decisiones importantes al azar,



esfuérzate por llegar a la cima,



a tu meta,



y a tu premio.



Nada hace perder más energía que las preocupaciones.



Mientras más tiempo llevas un problema, más pesado se vuelve.



No te tomes las cosas demasiado en serio.



Vive la vida con serenidad, no con lamentaciones.



Recuerda que un poco de amor puede durar mucho tiempo.



Recuerda que bastante amor puede durar para siempre.



Recuerda que la amistad es una sabia inversión,



Los tesoros de la vida son las personas... cuando están juntas.







Que tengas salud, esperanza y felicidad,



Tómate el tiempo para pedir un deseo a una estrella.



Y no te olvides, ni por un día...



¡Lo especial que TÚ eres!

LA AMISTAD ENTRE LAS ALMAS

por Francisco-Manuel Nácher




Está claro que cada cosa aparece a la existencia cuando llega el momento oportuno. Porque todos los objetos y las técnicas y los organismos y los sistemas no son sino símbolos, a nivel físico, de ideas, de arquetipos, de planes de futuro, forjados por los seres creadores, sean

éstos hombres, ángeles o dioses.


Pues bien, no cabe duda de que la amistad entre las almas ha sido siempre un ideal. El hombre ha caminado a tientas, durante milenios, en busca de las almas más afines. Y no hablo de las almas gemelas, que no existen, sino de las almas complementarias, las que pueden admirar nuestras buenas cualidades y comprender y perdonar las malas, y cuyas características encajan perfectamente en nosotros. Siempre, sin embargo, se ha visto dificultado ese encuentro por cuatro circunstancias, prácticamente insalvables: la apariencia física, la incomunicación, la distancia y la edad.


La apariencia física, el ser más o menos agraciado, el tener un cuerpo más o menos agradable, unos modales más o menos atractivos, unos miembros más o menos proporcionados, ha hecho, a lo largo de los siglos, que casi nunca hayamos encontrado a esa alma. Y tanta

importancia se le ha dado al problema que ha dado lugar a cuentos tan sugestivos como el de La Bella y la Bestia y otros similares. Pero ha seguido y sigue siendo una barrera: si una persona no nos resulta agradable desde el punto de vista de la apariencia física, no nos sentimos inclinados a profundizar en su alma, en sus sentimientos, en sus verdaderos tesoros internos, que son los que el alma, sin ser demasiado consciente, anhela conocer y valorar.


La incomunicación, por su parte, ha hecho que no se haya podido ni siquiera saber si esa alma complementaria existía y, en caso de existir, en qué país, en qué región, en qué lugar se encontrarla.


La distancia ha hecho que, aunque hayamos conocido la existencia de esa alma complementaria, y hasta la hayamos podido contactar, no nos haya sido posible dialogar suficientemente con ella sobre los mismos temas, ni identificarnos en el sentir, el pensar, el hablar, el hacer. La distancia ha sido siempre el gran enemigo.


La edad ha sido la última barrera. Hemos tendido a buscar a los de nuestra generación, despreciando, por ignorancia, a los mayores y a los menores, sin tener en cuenta que todos somos espíritus viejísimos que han vivido infinidad de vidas.


Esa situación de impotencia hubiera continuado durante milenios si la técnica no hubiese venido en nuestra ayuda y cambiado los términos del problema. Porque ahora, por medio de internet, pueden entablarse verdaderos diálogos entre almas. Cada uno expone sus ideas, sus

sentimientos, sus inquietudes. Y, poco a poco, va dejando traslucir lo que de positivo y de negativo tiene. De modo que su alma, su modo de ser y de pensar y de reaccionar, su creatividad, su ternura, su piedad, su delicadeza, su altruísmo, su espíritu de sacrificio, sus aspiraciones, etc.


se van trasluciendo en sus escritos, que pueden ser infinitamente más frecuentes y fáciles que nunca.


Y eso, hasta ahora había sido imposible. Fijémonos en que, con internet, han pasado a ser irrelevantes la apariencia física, la incomunicación, la distancia y la edad. Y se están entablando diálogos maravillosos, en los que las almas se comunican sin tener en cuenta lo

accesorio, por la sencilla razón de que no se percibe. Y ya han surgido matrimonios internéticos que, curiosamente, al llegar al altar, se conocían, sin haberse visto antes, mejor que todas las generaciones anteriores. Y eso va a cundir. Y sería maravilloso: conocerse primero por dentro y, luego, por fuera.


Salvo que hagamos una trastada, demos un paso atrás, y recreemos, artificialmente esta vez, las barreras que habíamos logrado derribar. Y digo esto porque ya están en funcionamiento las cámaras adosadas a los ordenadores, que nos permiten ver a nuestro interlocutor. Cierto que, con ello, siguen desaparecidas la incomunicación y la distancia como enemigos de las parejas ideales. Pero no la apariencia física ni la edad que, desgraciadamente, volverán a hacer imposible el encuentro de muchas almas y el consiguiente disfrute de los mismos temas y los

mismos sueños y las mismas inquietudes, al margen de que esa relación termine o no en una pareja real y físicamente consolidada. Internet es el instrumento moderno del amor platónico, del amor ideal, de la entrega total y sincera, del disfrute del espíritu por encima de la materia…



Y es una lástima que la imagen, la materia, venga una vez más, a frustrar esos encuentros y esas identificaciones y esos sueños del espíritu.

Ser Feliz

Para Ser Feliz...

Podés tener defectos, vivir ansioso y estar irritado algunas veces, pero no te olvides de que tu vida es la mayor empresa del mundo. Solo vos podés evitar que ella vaya en decadencia. Hay muchas personas que te precisan, admiran y te quieren.

Me gustaría que siempre recordaras que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, caminos sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.

Ser feliz no es solo valorizar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.

No es apenas conmemorar el suceso, sino aprender lecciones en los fracasos.

No es apenas tener alegría con los aplausos, sino encontrar alegría en el anonimato.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones y períodos de crisis.

Ser feliz no es una fatalidad del destino, sino una conquista de quien sabe viajar para dentro de su propio ser.

Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse un actor de la propia historia.

Es atravesar desiertos fuera de sí, mas ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.

Es agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida.

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.
Es saber hablar de uno mismo.
Es tener coraje para oír un "NO".
Es tener seguridad para recibir una crítica, aunque sea injusta.
Es besar a los hijos, mimar a los padres y tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple que vive dentro de cada uno de nosotros.

Es tener madurez para decir "me equivoqué".
Es tener la osadía para decir "perdóname".
Es tener sensibilidad para expresar "te necesito".
Es tener capacidad de decir "te amo".

Deseo que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades para ser feliz... Que en tus primaveras seas amante de la alegría. Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduría. Y, cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo. Pues así serás cada vez más apasionado por la vida.

Y descubrirás que... Ser feliz no es tener una vida perfecta sino usar las lágrimas para regar la tolerancia. Usar las pérdidas para refinar la paciencia. Usar las fallas para esculpir la serenidad. Usar el dolor para lapidar el placer. Usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia.

Jamás desistas. Jamás desistas de las personas que amas. Jamás desistas de ser feliz, pues la vida es un espectáculo imperdible. ¡Y sos un ser humano especial!
"El ocaso de una gran esperanza es como el ocaso del sol: con ella se extingue el esplendor de nuestra vida"

El sendero de la amistad




La amistad es un sendero del que puedes disfrutar paseos largos y bellos llenos de felicidad. Es un camino tan lindo y adornado sin igual con las flores más bonitas que puedes imaginar. La amistad es un sendero al que debes implantar el cariño, la alegría sinceridad y bondad. Y por cosas de la vida aunque sea bueno y demás, tiene sus piedras pequeñas que te hacen tropezar. La amistad es un sendero por el que hay que caminar con el corazón abierto y sabiendo perdonar. Siembra tu mejor semilla y así podrás cultivar de las flores, las más bellas y crecerán muchas más. La amistad es un sendero que al andarle sin cesar con los años se convierte en una eterna... hermandad.

CON CARINO,

Mary